En los últimos meses Sony ha querido reactivar su posición histórica dentro del mundo del audio aprovechando dos tendencias: auriculares y sistemas de sonido bluetooth y la especificación Hi-Res. Hi-Res es una pegatina dorada que indica que los auriculares, altavoces o reproductores multimedia pueden reproducir contenido con mayor calidad que el CD.

Sony ha aumentado su oferta con un equipo de escucha de campo cercano, es decir altavoces para usar con un portátil u ordenador de sobremesa. Lo habitual es usar altavoces baratos comprados en grandes superficies — y de dudosa calidad — o ir a por unos monitores de estudio.

Los monitores de estudio están destinados al uso profesional, tienen una respuesta lo más plana posible para mostrar con fidelidad lo que se está produciendo. No están pensados para tener un sonido "musical" o agradable. A mí me encanta el sonido de dos monitores, pero tienen varias desventajas para el cliente ajeno al mundo del sonido: son grandes, algunos muy grandes y requieren de un equipo externo no incluido, etc.

Sony CAS-1 es un sistema de sonido para escucha cercana muy compacto. Está destinado a una habitación u oficina con una interfaz que permite salida de auriculares para cuando no puedes tener los altavoces sonando. Se conectan por USB al PC o por bluetooth/NFC al smartphone o al iPad. Creo que son ideales para usar con un iPad Pro o una Surface.

Diseño, especificaciones y materiales

Este conjunto está diseñado para ocupar muy poco espacio y ser sobrio y elegante. Es un producto de gama alta, y se nota en todos los detalles.

SONY-CAS-1-blanco

Empezamos con los bafles. Son muy pequeños (95 x 178 x 172 mm) y pesa cada uno 1,5kg, están construidos de MDF de 12mm de espesor y cuentan con picos de latón intercambiables y una base de acero de 5mm de grosor. El objetivo es que el altavoz pueda adoptar un ángulo de 8 grados con la mesa para que, a la distancia perfecta de escucha, el tweeter envíe los agudos directamente a tus oídos.

Los altavoces deben formar un triángulo equilátero con tu cabeza para obtener la mejor calidad y fidelidad.

Los altavoces deben formar un triángulo equilátero con tu cabeza para obtener la mejor calidad y fidelidad.

La base de acero es — lógicamente — muy pesada y está muy bien rematada. Evita vibraciones no deseadas que puedan interferir con la calidad del sonido. Lucen genial en el escritorio junto a los bafles.

Las cajas cuentan con un tweeter de cúpula flexible de 14mm que Sony dice haber desarrollado para reproducir el sonido de ultra alta frecuencia en formatos de audio de alta resolución para reproducir matices armónicos mejor que los altavoces de menor calidad. El woofer es un cono de fibra de carbono de 62mm apoyados de un bass reflex para mejorar y disminuir la distorsión en las frecuencias más bajas. El woofer es muy pequeño y tal vez hubiese sido favorable aumentar el tamaño del mismo y, en consecuencia, el de los bafles.

CAS-1_B

La interfaz principal cuenta con la salida de altavoces, salida de jack para auriculares y entrada USB para ser conectado a un ordenador.

CAS-1_Black_mainunit_rear-Large

Lo que más me ha gustado del equipo es el control de volumen. Es grande, está fantásticamente acabado y el giro es muy satisfactorio. Me encanta en los equipos de audio cuando este apartado está conseguido, ya que es el principal control entre el oyente y el ampificador. Merece la pena invertir en él, aunque no se pueda "vender" en una hoja de especificaciones; es calidad.

CAS-1_Black_mainunit_tilt-Large

El conjunto está bien contruido y todos los detalles rebosan calidad. Sony ha hecho un buen trabajo buscando el equilibrio entre prestaciones/diseño/tamaño. Podrían haber creado altavoces más grandes o un conjunto más barato: pero habrían fallado en su propósito que era ofrecer audio de calidad, para la demanda actual y con un tamaño compacto y elegante.

Calidad de sonido

SONY-CAS-1

En diseño hay pocas pegas, ¿qué tal es escuchar música con los Sony CAS-1?

El sonido es familiar, es sonido Sony. En este caso concreto me sorprendió que unas cajas tan pequeñas fuesen tan precisas y eficaces con casi cualquier tipo de grabación.

Tiene una gran presencia en la frontera entre las frecuencias bajas y medias sobre los 100-300hz lo que otorga un gran protagonismo a la percusión o las grandes voces masculinas. Los medios están adelantados en todo su conjunto y en canciones de Sinatra o Elvis parece que canten a tu oído. Es el clásico ajuste de las cajas Hi-Fi, pero en tamaño compacto.

sony-cas-1-auriculares

Los medios de mayor frecuencia, en la frontera de los agudos parecen algo enmascarados y pierden protagonismo frente a las frecuencias por debajo de los 3khz y las frecuencias superiores a los 8khz. Esto hace que los altavoces sean algo más oscuros de lo que me gustaría, pero es algo habitual en los equipos de sonido de Sony. Siempre buscan premiar la calidez.

Los graves empiezan a sonar a partir de los 80hz más o menos. No se puede conseguir un grave definido y que baje mucho más en cajas tan pequeñas y sin subwoofer. Se puede intentar mejorar la respuesta, nunca hacer milagros. La respuesta a partir de ahí es detallada y precisa y no tiene un sonido tan pasteloso como el que he escuchado a veces en otros equipos Sony.

Los agudos, en la posición correcta son muy nítidos y cristalinos. Algo que le interesa a Sony al promover las frecuencias superiores a los 10Khz a través del Hi-Res, sólo hecho en falta un poco más de protagonismo en esa zona de los medios más altos. Hubiese aportado un nivel más de calidad, bajo mi opinión.

La imaginación estéreo del equipo es buena y todos los elementos se presentan muy bien ante el oyente. El mérito es que, pese a ser cajas muy pequeñas, el conjunto suena más que bien.

El amplificador de auriculares es de alta calidad, no percibo demasiada coloración y es capaz de mover auriculares difíciles como los AKG K701. No he logrado percibir la más mínima distorsión incluso a volúmenes claramente no aptos para mis oídos. Además incorpora el clásico selector de ganancia para poder ser usado con auriculares muy sensibles como los In Ear. El chip de control de volumen hace un gran trabajo y nunca se escuchan ruidos de distorsión ni al encender el equipo ni al mover el potenciómetro. Muy buen trabajo ahí.

Tengo una pega en este apartado, no entiendo por qué se usa un jack de 3.5mm como salida y no uno de 6.35mm (el estándar en auriculares de gama alta). Es más adecuado usar un adaptador de una clavija grande a una pequeña y no al revés. Siento que se fuerza así el conector de forma innecesaria, supongo que Sony esté pensando en el público más general: pero por precio y prestaciones es un equipo que va más enfocado a los entusiastas.

Conclusiones y futuro gama Hi-Res

Es difícil juzgar este equipo y también juzgar su precio ($850). No es, desde luego, la opción más asequible. Tampoco lo pretende. En calidad de sonido, hay cajas pasivas mucho mejores por ese precio, pero también más grandes y no es fácil encontrar un DAC/Amplificador con conexiones Bluetooth y NFC en un tamaño compacto.

He de reconocer que su precio no me pareció ajustado al principio, tras estar varios días con el equipo concluí que estaba justificado. Todo está cuidado, la interfaz tiene un DAC de alta calidad y se emplean dos etapas de amplificación independientes, etc. Además es muy, muy compacto y añade soporte a conexión NFC y Bluetooth.

Es un equipo destinado a quien quiera un conjunto pequeño, elegante, versátil y con buena calidad. Eso se paga. El problema es que no se permita elegir el tamaño de las cajas. Si se hubiese lanzado otro pack con cajas de cono de 6" hubiese sidofantástico.

hi-res-sony

Muchos entusiastas preferirán dos monitores activos emparejados con un DAC o un receptor con dos cajas pasivas con conos de 6" u 8", pero Sony no ha hecho el producto para ellos, sino para quien quiera un buen sonido que no ocupe media mesa. Valorando así el producto me parece un buen producto.

Hablando de productos y viendo el impulso de Sony con la gama Hi-Res me gustaría ver auriculares y equipos de este tipo con un perfil de sonido diferente; que haya más opciones. Unos auriculares más neutrales y un sistema de este tipo con cajas más grandes. Echo de menos más versatilidad que apunte a los fanáticos clásicos del sonido.

Tal vez tengan hueco ofreciendo cosas diferentes como amplificadores para auriculares a valvulas o sistemas combo de DAC/Amplificador para auriculares. Es un territorio dominado por empresas muy, muy pequeñas y no tendría, en absoluto, porqué ser así. Otra cosa es que esto sea rentable en el futuro, claro.

Te recomendamos

Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)