Huawei hace cinco años era una marca residual, de baja calidad, etiquetada en la mediocridad, y sobre todo, china, en el peor sentido de la palabra para el imaginario colectivo. Cinco años después, nadie se ríe de Huawei, y grandes marcas de mayor tradición han visto cómo Huawei les ha superado en prácticamente todo, o está a punto de hacerlo.

Uno de los desafíos para la Huawei de hace cinco años era superar el policarbonato de clase C, los nulos detalles en la construcción de dispositivos, la política del precio bajo como principal argumento de venta. Cinco años después, Huawei se permite el lujo de lanzar productos de lujo, valga la redundancia.

reloj_huawei

Lo ha hecho con dos nuevas variantes de su Huawei Watch: Jewel y Elegant. Según la compañía, "nuevas ediciones para mujeres que buscan brillar y refulgir" que se unen a las variantes anteriores (Classic, Elite y Active). Jewel tiene 68 cristales Swarovski Zirconia, cada uno de 1.5 milímetros, en torno al chasis chapado en oro rosa. Elegant tiene también el chasis chapado en oro rosa ornamentado con un patrón de soga trenzada.

A ellos les acompañan correas de cuero italiano en colores blanco perla y azul zafiro. Las esferas, también adaptadas a su diseño, incluyen variantes femeninas. Huawei ha remarcado el enfoque a las mujeres. Ambos modelos tienen las esferas de 44 miilímetros, con chasis de acero inoxidable. La parte tecnológica, más de lo mismo respecto al Huawei Watch que vimos ya hace casi un año.

Te recomendamos

Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)