Qué bien se siente llegar a la recta final de una serie que ha mantenido buen ritmo y comienza a rematar en grande. Este penúltimo capítulo es una muestra de todo lo que ha ido tejiéndose a lo largo de la temporada; las piezas comienzan a tomar su lugar y nos ha traído desenlaces muy interesantes para varios personajes, no solo de la temporada sino de la franquicia en sí.

Asumimos que estás al día de la temporada, si no, es momento de dejar de leer que estos recaps traen consigo spoilers inmensos. Así pues, recordemos que la pausa que tuvimos de Hotel por las fiestas navideñas y de fin de año nos dejaron en vilo con unas Liz Tylor e Iris empoderadas disparando toda la carga de sus pistolas contra la Condesa... y Donovan, quien estaba dando cuentas a Elizabeth de haber matado al amor de toda su vida.

El capítulo 11, titulado 'Battle Royale', comienza con una de esas secuencias que ya son marca de American Horror Story: a cámara lenta, música genial y poderosas imágenes. Luego el terror, la Condesa ha escapado y está perdida en el gran Hotel Cortez. Donovan por su parte, pide morir en paz fuera del Hotel para no quedarse ahí para la eternidad, su madre Iris lo despide y da pie a una de las escenas más siniestras (como es esta mujer) sin necesidad de sangre o heridas. ¿Se pueden perturbar las cenizas de un cuerpo? Aparentemente sí.

Heartbreak

american-horror-story:-hotel

Un corazón herido puede hacer las cosas más indecibles; puede romper los lazos más fuertemente unidos, puede convertir en hiel el más dulce de los romances, fermenta el odio a la velocidad de la luz y hace levantar la mano contra aquel que alguna vez se amó. Un corazón herido puede llevar a la traición más baja por la creencia de un "bien mayor". De todo esto se trata este capítulo que lleva este tema como hilo conductor y que, casi, hace comprensible las atrocidades que comete cada personaje contra el otro bien amado por ellos.

Entonces vemos a Sally ayudando a la Condesa para que esta le ayude a su vez a quedarse con John (quien intenta hacer una familia feliz contra toda natura). Y vemos a Liz hundiendo la última estocada contra Elizabeth; vemos a Ramona dar tregua a su venganza tanto tiempo planeada contra el amor de su vida cuando esta le pide que la deje ir, no sin antes amarse por última vez, y a cambio le regalará el Hotel Cortez.

Un corazón herido fermenta el odio a la velocidad de la luz y hace levantar la mano contra aquel que alguna vez se amó

Tal como se menciona líneas arriba, a los creadores de la franquicia AHS les gusta ligar las temporadas, y llevan personajes de una a otra y ligándolas más allá de la marca. Es por esto que vemos a Quinnie de Coven hospedarse en el hotel para encontrar un destino funesto por el plan al que todos se han unido ahí: destruir a la Condesa.

La sangre de Quinnie hizo que Ramona Royale tomara su despampanante apariencia y, dicho por ella misma, aumentó su poder a escaladas que solo la sangre antigua de bruja pudo haber hecho.

También supimos que otro corazón herido, el de Miss Hazel Evers, fue el que traicionó al amor de su vida, James Patrick March. Lo hizo porque sabía que no sería para ella y decidió morir junto a él. Cuando le confiesa esto, por intervención de Elizabeth, su diálogo es descorazonador, desgarrador; se trata de esos amores no correspondidos que lleva a las personas (y fantasmas) a perder todo amor por sí mismas y abocarlo a una persona que lo desprecia. No conforme con esto, se humilla aún más. Terrible, a veces AHS da la impresión de solo ser un vehículo visual y narrativo para los verdaderos horrores humanos, que nada tienen que ver con lo sobrenatural.

La maraña de historias comienza a dar frutos, y justo cuando la Condesa está por dejar su vida en el Hotel, es el mismo John quien toma su vida, (¡tanta convalecencia y sacrificio de sus dos niños vampiros para nada!). La justicia (?) siempre llega en las formas menos previstas. Así, la Condesa se ha quedado para siempre en el Hotel.

Ya nos preparamos pues para el final de temporada, que está programado para la semana siguiente. Esta quinta temporada ha sido más agradable de lo que parecería, aún con la gran ausencia de Jessica Lange.

¿Listos para el capítulo final que lleva por título: 'Be Our Guest'?

Te recomendamos

Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)