Llevar la gamificación a las aulas es posible gracias a Classcraft. Una manera de involucrar a los alumnos diferente con buenísimos resultados. Sus métodos son los propios de un RPG y las recompensas de lo más variopintas.

¡No te pierdas nuestro contenido!

Por
4 de junio de 2014, 19:05
Temas: Cultura

Supongo que te habrá pasado como a mí cuando era adolescente: tener la sensación de que el instituto era lo más aburrido del planeta. Horas perdidas en una clase llena de gente aburrida y con profesores más preocupados por su paga que por educar y hacer interesante una asignatura. Ojalá hubiese conocido Classcraft entonces.

El proyecto lleva más de tres en años en marcha con resultados mejor de lo esperado
Esta "nueva manera de enseñar", y lo pongo entrecomillado porque no es nueva ni es manera de enseñar, es el original modo de llamar la atención de los alumnos a través de un videojuego. De este modo los chicos consiguen XP (puntos de experiencia) gracias al buen trabajo y su mal comportamiento se traduce en pérdida de HP (puntos de salud). Además, en el programa se enfatiza el trabajo en equipo ya que las acciones y el desempeño de los personajes repercute en sus compañeros, pudiendo conseguir malas notas pore ello.

Cerca de 7.000 personas en veinticinco países ya están apuntados al programa y están consiguiendo buenos resultados, tanto en el juego como en las asignaturas. Sobre todo porque hay recompensas tan originales como la "Healer's Ardent Faith" (la fe ardiente del sanador) que permite al estudiente comprobar si la pregunta de un examen es correcta, la "teletransportación" que permite ausentarse de clase por dos minutos o la "caza del guerrero" que permite comer en clase, obvio.

La acogida del proyecto es lenta pero efectiva y los resultados son mejores de lo que se pensaba en un principio. El nivel de implicación de los estudiantes supera al de cursos anterior y sus notas mejoran. Personalmente creo que llevar la gamificación a las aulas es un arma de doble filo ya que, de ser mal aplicada, puede acabar con un curso entero para un alumno. Pero si se hace bien, puede repercutir de una manera tan positiva como para cambiar la manera de enseñar.

Puedes seguir el enlace para conocer más sobre Classcraft.