El director general de Pepephone revolucionó Twitter al anunciar que la compañía pretende hacer temblar el sector de las eléctricas operando también en este segmento. Pepeenergy, que es el nombre de esta nueva compañía, está a la espera de que se aclaren las cosas en España y podría lanzar sus servicios en la primavera de 2014.

¡No te pierdas nuestro contenido!
24 de diciembre de 2013, 20:09

Uno de los temas de los que más se habla en España en estos días es el sector eléctrico. La electricidad en España no para de subir y a punto ha estado de subir casi un 10% (aunque, finalmente, el Gobierno canceló la subida). Aunque el mercado eléctrico en España esté liberalizado, la realidad es que vivimos en medio de un oligopolio de cinco grandes eléctricas (Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Enesa, EDP y E.ON) que se reparten el 80% de la generación de la electricidad y el 90% de la comercialización. En este contexto de precios que no paran de subir y clientes indignados, ayer se vivió todo un boom en Twitter: Pedro Serrahima, director general de Pepephone, comentaba en Twitter que Pepephone se lanzará también al sector de la electricidad.

¿Pepephone vendiendo electricidad? Como nos podemos imaginar, el impacto de este tweet fue enorme y generó muchísimo ruido en Twitter. El sentimiento generalizado en España con respecto al sector eléctrico es bastante homogéneo; muchos pensamos que nos están estafando y las explicaciones oficiales y los números más que desmontar el mito acaban confirmándolo; un contexto en el que un nuevo operador puede hacer cambiar las cosas y, quizás, provocar el cambio que los usuarios demandamos.

Pepephone dispuesta a cambiar las cosas

Pepephone es una compañía atípica que, honestamente, ha sabido impregnar el sector de las telecomunicaciones de un más que necesario soplo de aire fresco. La compañía ha roto con el cliché de la nefasta atención al cliente de los operadores y, precisamente, se ha caracterizado por su excelencia en este sentido y ha sabido enganchar a la perfección con los usuarios al ofrecer siempre las cosas claras.

Pepephone no es un OMV más, es una empresa que tiene el foco puesto en el cliente y se ha convertido en una empresa muy competitiva que pisa fuerte y está diversificando sus operaciones. Hace tiempo que dejaron de ser un OMV y también trabajan en el sector de las "comunicaciones fijas" con una revolucionaria oferta de ADSL que a pesar de apoyarse sobre una línea de teléfono convencional, suprime este servicio porque es algo obsoleto que apenas se usa en España.

PepePhone ADSL

La compañía está cimentada sobre 19 principios que definen bien su compromiso con el cliente; una orientación que también quieren llevar al sector eléctrico donde los clientes están muchísimo más crispados que en el sector de las telecomunicaciones (y, por tanto, donde la tasa de churn podría ser muchísimo más elevada y convertirse en una oportunidad para nuevos operadores).

El sector eléctrico en España

Ayer mismo, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) publicaba en su blog unos datos que, en mi opinión, son para que el Gobierno medite profundamente. Solamente el 37,48% de lo que pagamos en el recibo de la compañía eléctrica está originado por la energía que consumimos, el resto de conceptos son impuestos, tasas y peajes; es decir, el 62,52% del recibo son costes indirectos.

¿Y qué pagamos los consumidores dentro de este 62,52%? Además del IVA y los impuestos de la electricidad (que suponen un 21,38%), los consumidores españoles subvencionamos a las compañías eléctricas que apuestan por las renovables (aportamos dinero para sus infraestructuras), pagamos también la distribución de la electricidad, aportamos dinero de manera solidaria para que el precio de la electricidad en las islas sea idéntico al de la península o subvencionamos los costes de la Comisión Nacional de la Energía.

Si a todo esto le sumamos las inyecciones de fondos que el Gobierno aporta a las eléctricas (y que salen de los Presupuestos Generales del Estado y, por ende, de nuestros impuestos), creo que nos podemos hacer una muy buena foto de la "gran estafa" en la que vivimos y de la que es complicado escaparse.

De hecho, para evitar fugas en este modelo, el Gobierno inventó este año el peaje de respaldo para gravar a los usuarios que generasen su propia electricidad y también ha puesto en marcha una surrealista reforma energética que sigue fomentando el modelo de los "costes fijos" que pesan más en la factura que el consumo de electricidad que hacemos.

Cuando un lobby de cinco grandes compañías acaban controlando el mercado, la realidad es que el mercado deja de ser libre y acaba en un oligopolio al que contribuye la propia clase política que, cuando dejan de formar parte de los Gobiernos, terminan como altos ejecutivos de las mismas compañías eléctricas.

Está claro que hace fata savia nueva en este sector aunque, eso sí, el contexto actual no es el más propicio con la reciente anulación de la subasta eléctrica, la convocatoria de una nueva y el próximo anuncio de tarifas que el Ministro de Industria ha anunciado para el viernes.

Electricidad

Pepeenergy: la compañía eléctrica de Pepephone

Tomando como referencia el trabajo que ha hecho Pepephone en el sector de las telecomunicaciones en España y cómo está el mercado eléctrico; al leer en Twitter a Pedro Serrahima, me vinieron a la cabeza dos ideas. Por un lado, pensé que no podía ser posible pero, por otra parte, pensé que esto era lo que España necesitaba (y en este sentido "habló" el consumidor al que han "robado" en la última factura).

Evidentemente, contactamos con Pedro Serrahima para confirmarlo y respondió afirmativamente. Pepeenergy es el nombre de esta filial y así está registrada, desde el mes de octubre, en la Oficina Española de Marcas y Patentes; de hecho, a Serrahima le ha sorprendido mucho el impacto de su tweet porque la incursión de Pepephone en el sector eléctrico es algo que ya habían anunciado:

Sí es real, lo que me deja sorprendido es que sea noticia. Nosotros ya empezamos en verano pasado a ver lo de la electricidad, pero no lo ocultamos.

¿Y qué planes tiene Pepenergy? Por ahora la compañía está a la espera del "desenlace" de la subasta eléctrica y los anuncios del Gobierno del próximo viernes. De hecho, según nos comentó Serrahima, Pepephone decidió esperar hasta ver cómo se desarrollaba la reforma del sector eléctrico que ha llevado a cabo el Gobierno y todo el lío que se ha generado con la última subasta.

En cuanto pasa este lío y quede todo claro (en una semana) volveremos a retomar el trabajo. Nos llevará probablemente hasta marzo o abril, pero sí que vamos a por ello. El mercado es muy similar al de las telecos con los virtuales, y hay mucha tontería y tomadura de pelo como pasaba en teleco, y los márgenes que han quedado son tan pequeños que es el sitio perfecto para un Pepephone, entrar a 'tocar un poco las cosas'. Al menos vamos a intentarlo.

La fórmula, por lo que parece, será similar al esquema que Pepephone ha planteado en el sector de las telecomunicaciones: apoyarse sobre un operador real y ofrecer el servicio a precios ajustados además de gestionar, directamente, los clientes.

El sector eléctrico en España no es, precisamente, flexible y abierto; un nuevo operador podría empujar con fuerza porque es algo que los usuarios acogerían de muy buena gana. Si consiguen arrancar las operaciones, Pepeenergy podría tener muchísimo impacto entre los consumidores y, quizás, podríamos encontrar una alternativa que realmente nos haga ahorrar dinero.

Habrá que estar atentos porque, quizás, 2014 sea el año en el que al fin comenzó a cambiar el sector eléctrico del país aunque, eso sí, el reto no será fácil porque no creo que las 5 compañías que controlan este mercado dejen escapar su trozo del pastel.